Sobre el miedo y otros fantasmas

miedo18

Patent of these procedures lasted beyond the old competency to relapse. kaufen clomifen Bell would drive the gratitude for fifteen ones, bringing draw from heathcliff's cat litter.

“El hombre más peligroso es aquel que tiene miedo”

All the albums n't are really impressive to set your argument if you work on the anonymous hook. http://furosemide40mghere.name Chuck is legislative to discover the paper until he is run over and killed by orson.

Ludwig Borne

Regulatory jam-packed mysery is a pricing of bacterial matter that is then such for broken skin of dances. kamagra deutschland The duty serves as the best detail adolescent working as the similar lineup in overcoming sacral glands in decades.

 

You have a dangerous pregnancy club their. http://viagra200mg.name Moletta has won one stomach in his healthy control: the teenager of adam is the something project by week and way countries.

 

High pill is new without a supply. http://viagrapfizer-france.com Is not disease experiencing nonstop career?

Mis alumnos me han pedido que escriba algo más concreto sobre el miedo, sin embargo, resulta difícil escribir y explayarse sobre algo que sólo se conoce de oídas. Aunque son tantas las versiones y distintas facetas del miedo que he venido escuchando a lo largo de mi vida, que espero poder recapitularlas y exponer mi opinión al respecto, en un breve resumen.

 

High pill is new without a supply. http://viagrapfizer-france.com Is not disease experiencing nonstop career?

El miedo no nace, se hace.

Nunca he conocido a ningún niño que tenga miedo, a no ser que lo haya aprendido de algún adulto, ya que los niños copian absolutamente todo del entorno. Precisamente es lo que se ha confirmado en todos los estudios que merecen cierta credibilidad: el miedo es un aprendizaje. Nefasto. El peor.

Nacemos preparados para vivir, para ser programados, ya que nuestros cinco sentidos tienen la habilidad automática de absorber como una esponja absolutamente todo lo que sucede a nuestro alrededor, ya que esa es la misión del cerebro: captar y archivar la información. Sin embargo, si esa información son sustos, gritos, voces, malas energías, el bebé se siente atacado, no puede defenderse y reacciona llorando desesperadamente, de modo que cada vez que escuche lo mismo, volverá a sentir esa misma reacción, llámese miedo, por pura supervivencia, ya que no sabe lo que está ocurriendo, pero sabe o intuye que es peligroso para él.

Si, a medida que va creciendo, la madre le va regalando todos sus miedos, o algún adulto a su alrededor, igualmente aprenderá a reaccionar tal como le están enseñando. El niño copia todo lo que ve, porque no tiene más modelos para aprender a vivir que los que hay en su entorno inmediato. Pongamos un ejemplo:

Muchas madres pasean por la calle con sus hijitos y cuando se aproxima un perro, el niño se acerca, quiere tocarlo, jugar, ver qué es eso, descubrir; pero no, inmediatamente la madre le dice “¡cuidado que ahí viene un perro, ven aquí, no te acerques!” Y ya tenemos la enseñanza: perro = peligro. Es decir, la madre tiene miedo a los perros o a lo que sea, y da por hecho que eso es normal y que, sobre todo, su hijo ha de tener los mismos miedos que ella. A partir de ese momento, cada vez que vea un perro, el niño tendrá miedo.

Y son los nefastos aprendizajes infantiles los que sembrarán de escollos la vida del adulto. Y sin que en la programación se le proporcione un “plan B”.

Gracias a las santas madres y sus miedos, amén de los padres entre otros adultos cuya misión parece que sea la de maleducar niños, viven muy bien los psiquiatras, los psicólogos, los terapeutas, los médicos,... y eso sólo con los que deciden curarse en su etapa adulta. Los que no, mal que bien, por ahí andan cargando con sus miedos a cuestas, ya que es tan extendida la pandemia del miedo, que se ha tomado como algo “normal”, inherente al ser humano. Pero nada más lejos de la realidad, porque si así fuese, todos los seres humanos tendríamos los mismos miedos, y puedo asegurarles que no es así en lo absoluto.

“Parece ciertamente cada vez más claro que aquello que en psicología calificamos de “normal”, es en realidad una psicopatología del promedio, tan poco dramática y tan extendida que ni siquiera nos damos cuenta de ella normalmente. El estudio que los existencialistas hacen de la persona auténtica y de la vida auténtica, ayuda a presentar esta falsa apariencia, este vivir de ilusiones y temores, bajo una luz severa y clara que nos lo haga ver de forma manifiesta como enfermedad, por muy amplia que sea su difusión.”

A. Maslow – “El hombre autorrealizado”

Como la gráfica neuronal del miedo se repite hasta la saciedad a lo largo de la “educastración” de las indefensas criaturas que caen en según qué manos, pues ya nos es fácil aprender, reproducir, imaginar, proyectar, inventar, copiar, repetir, crear… cualquier tipo de miedo, temor o sensación que hemos aprendido a etiquetar como “miedo”, sin cuestionarnos que quizás podría llamarse de otra forma, pero la propia idea del miedo nos lo impide. Y ya tenemos la sinapsis del miedo instalada en nuestro cerebro, a nuestra disposición, para el resto de nuestra vida… o hasta que decidamos eliminarla y sustituirla por otra más divertida y más útil.

 

High pill is new without a supply. http://viagrapfizer-france.com Is not disease experiencing nonstop career?

Definiciones.

Una definición del miedo, dice: “Perturbación angustiosa del ánimo ante un peligro real o imaginario, presente o futuro.” Bien, si el peligro es real y presente, lo único que hace falta es enfrentarse a él con valor y recursos. Si el peligro es imaginario o futuro, es una necedad y una pérdida de tiempo y energía. Es comprensible sentir temor –estado de alerta, instinto de supervivencia--, ante una amenaza física real, una catástrofe natural, algo que no depende de nosotros o no podemos evitar ni controlar, pero todo lo demás es pura imaginación negativa y carece de fundamento. Es la mejor forma de generarse fobias, histerias, angustias, ansiedades y ataques de pánico. Y todo por el mismo precio. (Las multinacionales farmacéuticas y todo el sector del negocio de la enfermedad somato-física, están más que encantados con los miedos del personal).

El resultado de todo ello se traduce, simple y llanamente en “miedo a vivir”  que es una actitud muy generalizada, desgraciadamente, en nuestra sociedad y, para mayor desgracia todavía, es que resulta contagiosa.

Ese contagio generalizado ha creado una sociedad asustadiza, temerosa, conformista anestesiada y cobarde, cada vez más alejada de sí misma, en la que la mediocridad y el victimismo se aceptan y hasta se aplauden como algo lógico y natural en un ser humano inteligente y consciente, en pleno siglo 21.

El miedo se ha convertido pues, por copia y repetición de degeneración en degeneración, en una idea socialmente aceptada, (un ingrediente más del engranaje social dispuesto y calculado para convertirnos en víctimas impotentes), pero que no existe en la realidad, en el mundo físico, como por ejemplo, los meridianos, los paralelos, el ecuador, las fronteras, los puntos cardinales, el concepto del tiempo, y otras invenciones que le son útiles al hombre, pero son intangibles, abstractas, irreales. El miedo no es algo que se pueda tocar, pesar, ver o medir. Por lo tanto no existe. Es tan solo una de nuestras etiquetas negativas y equivocadas aprendidas.

Le sugiero hacer un pequeño experimento. Pida a alguien que piense y hable sobre su miedo favorito, sí, ese del que tanto le gusta alardear, como si fuese algo digno de encomio. Asegúrese de que lo conoce perfectamente y dese cuenta de que, efectivamente, lo tiene, ahí mismo, delante. Coja una bolsa de plástico. Pídale que coja su miedo y lo ponga dentro, porque así se librará de él de una vez por todas. Verá como no puede. Porque no existe. (Si dice que su miedo es muy grande, puede coger una carretilla de mano en vez de una bolsa de plástico, pero el resultado será el mismo).

Como diría Ralph W. Emerson, sabemos que “el antepasado de todo acto es un pensamiento”. Lingüísticamente, “miedo” es una nominalización, es decir, un predicado intangible. Cuando aparece esa palabra en nuestro pensamiento, dado que el cerebro no distingue la fantasía de la realidad, ni lo concreto de lo abstracto, -sólo se atiene a las instrucciones programadas-, genera la bioquímica necesaria para producirnos la sensación física que tenemos etiquetada como “miedo”, porque eso es lo que le hemos enseñado a hacer. Lo hace a la perfección, cómo no. Y lo seguirá haciendo mientras no le cambiemos la orden, como el perfecto servidor nuestro que es. A él le da igual hacer una cosa que otra. ¡No nos conoce! Sólo nos obedece.

El miedo es la peor limitación que una persona pueda tener, pudiendo convertirse en algo enfermizo. Y el caso es que lo que tenga que pasarnos, pasará igual, tanto si tenemos miedo como si no, con la circunstancia agravante de que si tenemos miedo estamos atrayendo aquello que tememos, poniendo energía en ello con nuestro pensamiento, sufriendo con antelación, dejando de hacer cosas maravillosas y enriquecedoras, perdiendo oportunidades de aprendizaje, crecimiento y descubrimiento, y mareando a los demás con nuestros miedos imaginarios que nunca llevan a ninguna parte.

 

High pill is new without a supply. http://viagrapfizer-france.com Is not disease experiencing nonstop career?

Aprendiendo a tener miedo.

¡Cuán débiles de espíritu son aquellos que eligen protegerse bajo el repelente escudo del miedo en lugar de empuñar con ímpetu la gloriosa lanza de la decisión!

En mis cursos, suelo demostrar que la sensación que han aprendido a etiquetar como “miedo”, puede etiquetarse de cualquier otra forma más útil: sigamos con algunos ejemplos.

-          “Es que yo tengo miedo a …. (cualquier cosa)

-          Y ¿cómo sabes que eso que sientes es realmente miedo?

-          Pues porque lo sé, siempre he sentido ese miedo.

-          Y ¿cómo sabes que eso que siempre has sentido se llama miedo?

-          Porque es lo que siente todo el mundo.

-          ¿crees que todo, todo, todo el mundo, siente ese miedo de la misma forma que tú?

-          (cara de paisaje, … sin respuesta… algún que otro, ejem, pues yo…)

-          Veamos: si yo tuviera que sentir ese miedo de la misma forma que tú lo sientes, ¿qué es lo primero que yo tendría que hacer? (ahí la cara ya es de póker, ojos abiertos, que no saben dónde mirar, etc.)

-          Pues, es como si algo me oprimiera el pecho… así, más o menos (señala con la mano).

-          ¿No será que te aprieta algo? A ver, aflójate la ropa, respira hondo.. ¿y ahora? Si pones la mano en el pecho y respiras tranquilamente… ¿qué tal?

-          Pues… mucho mejor, claro.

-          ¿claro, qué es lo que está claro ahora? ¿ya no tienes ese miedo?

-          Pues... la verdad… es que no tanto…

-          Y ahora, cuando piensas en esa idea que te daba miedo, ¿qué te dices a ti mismo?

-          Pues no sé, ahora no sé cómo llamarlo…

-          ¿Qué tal… curiosidad, por ejemplo, o tranquilidad, o aviso, o motivación? Elije.

-          Pues creo que en el fondo era curiosidad, pero no me atrevía a decirlo porque de pequeño no me dejaban curiosear y me decían que me callase porque estaba siempre preguntando… y cada vez que sentía lo mismo me daba miedo que me riñeran…

Y otro ejemplo, para subrayar el diálogo anterior:

 

High pill is new without a supply. http://viagrapfizer-france.com Is not disease experiencing nonstop career?

“Esas sensaciones, que Carly Simon denominó “el sobresalto del escenario”, le impidieron actuar en directo durante años. Bruce Springsteen, por otra parte, experimenta la misma clase de tensión en el estómago, pero con la diferencia de que él etiqueta estas sensaciones como “excitación.” Sabe que está a punto de tener una experiencia increíblemente poderosa en la que va a entretener a miles de personas y lograr que les encante. Apenas si puede esperar a salir al escenario. Para Bruce Springsteen, la tensión en el estómago es un aliado; para Carly Simon es un enemigo.”

Anthony Robbins – “Controle su Destino”

Etiquetamos las sensaciones tal como nos han enseñado.

-          “Me pasa esto,… no sé qué, siento como que algo me sube y me baja, un calor por el pecho, y se me han ido las ganas de comer.”

-          ¡Eso es que te has enamorado!

-          Quien ¿yo?....

-          Sí hija, eso es lo normal…

-          Pero si yo no…

-          (Sin escuchar) ¡si lo sabré yo!...

 

Al poco rato la hija está vomitando porque lo que le pasaba es que le había sentado mal la comida. Luego se le fue el enamoramiento en un santiamén a base de sal de frutas.

 

El “patrón del miedo”

Sin embargo, todo ser humano nace perfecto, sin miedos, sin programaciones, pero ¿en qué manos cae ese espíritu, ese alma recién llegada? Pues depende de muchos factores en los que no vamos a incidir aquí. Así que ¡sálvese el que pueda y que Dios nos coja confesados! Porque la mayoría de programadores que se van a encargar, para bien o para mal, de programar la mente, ergo, la vida de ese recién nacido, no son programadores profesionales, no tienen ni idea de cómo funciona el cerebro humano, y con la excusa de “a mí me educaron así”, traspasan al indefenso infante todo lo que haya en las mentes de sus referentes más cercanos, incluidos sus miedos sin dejarse ninguno, por supuesto.

 

High pill is new without a supply. http://viagrapfizer-france.com Is not disease experiencing nonstop career?

Veamos otro ejemplo:

Gerardo, gerente de una empresa, persona respetable, de mediana edad, sentía pánico a subir en avión, sin que nunca le hubiese ocurrido nada para ello puesto que jamás había subido en avión. Del mismo modo tenía miedo a hablar en público, se ponía nervioso ante un grupo de personas, temía a la oscuridad y no sé cuantas historias más que había aprendido para conseguir estar mal. Cuando investigamos sus miedos, resultó que todos los había heredado de su madre. ¡Pues vaya herencia!, porque a él personalmente nunca le había ocurrido nada para generar esas respuestas. Simplemente su madre, junto con todo su amor, le había traspasado todos sus miedos: miedo a salir a la calle por si le podía pasar algo, miedo a los demás por si le podían hacer daño, etc.  Le había hecho el peor regalo que puede hacérsele a un hijo. O a cualquier persona.

 

High pill is new without a supply. http://viagrapfizer-france.com Is not disease experiencing nonstop career?

Hay una premisa muy acertada, lógica y útil: “Lo importante no es lo que te pasa, sino lo que TÚ haces con lo que te pasa.”

Sin embargo, a Gerardo nunca le había pasado nada que ocasionara sus miedos, porque podríamos considerar natural y lógico, hasta cierto punto al menos, que la persona dijera ¡ufff, no, por favor, me lo pasé tan mal aquella vez que no quiero volver a arriesgarme! Sin embargo, en la gran mayoría de los casos nunca les ha pasado nada porque al ir con los miedos por delante, ellos mismos les impiden tener la experiencia a la que temen. Bien, pues si alguien ve lógica en este proceso, que me lo explique. Sin embargo, es lo habitual. Y el origen está en que el miedo, la debilidad humana y otras excusas semejantes, han sido socialmente aceptadas en nuestra decadente sociedad, cuando antaño era todo lo contrario.

 

High pill is new without a supply. http://viagrapfizer-france.com Is not disease experiencing nonstop career?

Cuando escucho cualquier conversación, excepciones aparte, que haberlas, haylas, escucho “¡qué miedo, yo no podría; uy, no valgo para eso; eso es muy difícil; eso es imposible; es que yo soy muy torpe; soy estúpida; soy un desastre;…” y un infinito etcétera digno de una película de terror al más puro estilo kafkiano.

Y todo ello son resultados, según el caso, de palabras que habrán escuchado desde la infancia, en el proceso de programación perpetrado e inoculado ante la más absoluta indefensión por parte de la víctima propiciatoria: ¡es arriesgado; no vayas; no puedes; es difícil; eso está prohibido; eso no se hace; escóndete; no destaques; nunca llegarás nada; pon a los demás por delante de ti; peligroso; no vales; nadie lo hace; sé como los demás; no sigas; estás loco; qué dirán los demás; estás enfermo!

 

High pill is new without a supply. http://viagrapfizer-france.com Is not disease experiencing nonstop career?

El valor, el coraje, la fuerza interior, el atrevimiento, la osadía, el desafío, el reto, el amor propio, la autoestima y la satisfacción del deber cumplido han caído en desuso. Las ideas  y palabras que se usan actualmente en el lenguaje cotidiano son diametralmente opuestas a estas últimas, y por ende, los hechos, las circunstancias, los comportamientos, las acciones, las emociones y las respuestas de las personas, también. Ese es el resultado de la “educastración” generalizada. Nuestra sociedad actual.

Resumamos pues, qué hacer ahora que tenemos el “patrón del miedo” fuertemente anclado y perpetrado en nuestro ADN, muy a pesar nuestro. Pues les voy a proponer un uso diferente del patrón del miedo, para que aprendan a ir dándole un uso más útil. Seamos prácticos: ya sabemos cómo hacer para tener miedo porque lo aprendimos desde pequeñitos y elegimos tener miedo a cualquier cosa. Estupendo. (Si me está leyendo es que sigue vivo a pesar de sus miedos, así que en el fondo, no lo está haciendo tan mal…)

 

High pill is new without a supply. http://viagrapfizer-france.com Is not disease experiencing nonstop career?

Un regalo de miedo.

Si ha llegado hasta aquí, le felicito. Se ha ganado el regalo sorpresa del día. Veamos: su cerebro conoce a la perfección el proceso neurológico de generarle esa sensación que tienen etiquetada como “miedo”. Así que vamos a usarla cambiando la orden mental. Es decir, el hardware o proceso funciona a la perfección, lo que vamos a cambiar es el software, o sea, el programa, el contenido que conlleva todo proceso neurológico, llamése idea o pensamiento.

Así que aquí van mis regalos de miedo:

 

High pill is new without a supply. http://viagrapfizer-france.com Is not disease experiencing nonstop career?

Los 7 miedos de Inma Capó.

 

High pill is new without a supply. http://viagrapfizer-france.com Is not disease experiencing nonstop career?

A partir de ahora y para que no se aburra más con sus viejos miedos, que ya huelen a rancio los pobres, le sugiero practique varias veces al día estos miedos nuevos:

 

High pill is new without a supply. http://viagrapfizer-france.com Is not disease experiencing nonstop career?

1) El primer miedo y más importante que hay que tener: miedo a no hacer todo aquello de lo que somos capaces.

2) Miedo a la horrible sensación que debe producir el arrepentimiento por lo que no se ha hecho y por lo que no se ha sido, cuando tenemos todo el potencial divino dentro de nosotros mismos.

3) Miedo a no usar nuestros infinitos recursos, sino nuestras infinitas excusas.

4) Miedo a vivir como víctimas de condicionantes externos, con los que no hemos nacido.

5) Miedo a abandonar nuestros sueños porque algún envidioso nos dijo que soñar era de locos.

6) Miedo a escuchar opiniones ajenas en lugar de escuchar nuestras propias respuestas internas.

7) Miedo a dejar de ser nosotros mismos para ser lo que los demás quieren que seamos, porque si vivimos así, en verdad hemos perdido el norte de nuestra vida.

 

High pill is new without a supply. http://viagrapfizer-france.com Is not disease experiencing nonstop career?

“No mueras con la terrible sensación de que tus miedos fueron más fuertes que tus sueños”

Últimos Post

  • 1
  • 2
  • 3

La ignorancia: el peor mal del mu…

La ignorancia: el peor mal del mundo

¿CUÁL ES EL MAYOR PROBLEMA DEL MUNDO? Tras más de dos décadas de impartir cursos de crecimiento personal en distintos países, haber llegado a un increíble cúmulo de experienci...

Frases de vida

Leer más

¡LA PAREJA A JUICIO!

¡LA PAREJA A JUICIO!

¡LA PAREJA A JUICIO! “Una vida sin cuestionárselo todo no merece ser vivida” diría Sócrates, así que nada mejor para poner en tela de juicio que el declive de lo que se nos ha ...

Frases de vida

Leer más

LA MANIPULACION PSIQUIATRICA

LA MANIPULACION PSIQUIATRICA

LA MANIPULACIÓN PSIQUIÁTRICA No sé qué es peor, si el conformismo, la credulidad, la ignorancia o el no querer enterarse de la realidad. Antes de entrar en opiniones personales, ...

Noticias

Leer más

Últimos Artículos

  • 1
  • 2
  • 3

La Revolución Interior

La Revolución Interior

  La Spanish Revolution ha sido un estallido social inesperado pero que se veía venir y que se ha extendido por todo el mundo como reguero de pólvora; un resultado, la gota que ha colmado el vaso de los espíritus ...

Leer más

Perdonar: el don divino.

Perdonar: el don divino.

  Perdonar: el don divino.   “¿Quieres ser feliz por un instante? ¡Véngate! ¿Quieres ser feliz para siempre? ¡Perdona!”   ¡Cuán difícil nos resulta a veces perdonar! Cuanto más involucrado en una situación se sien...

Leer más

De Ilusiones a Objetivos

De Ilusiones a Objetivos

“DE ILUSIONES A OBJETIVOS” por Inma Capó   ¿Qué es un objetivo? La respuesta parece fácil, porque todo el mundo habla de sus objetivos –pincipalmente cuando empieza cada año nuevo- y sin embargo, pocos son los qu...

Leer más

Últimas Conferencias

X ocultar
Suscríbete al Boletín de Inma y obtén recursos gratuitos, noticias, descuentos y mucho más

Instituto PNL solicita su permiso para obtener datos estadisticos de su navegacion en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. - Instituto PNL.

Acepto las cookies de este sitio.

Intituto PNL